jueves, 26 de marzo de 2015

Los visitantes cubanos ganan 3-0 y la Copa Máximo Gómez en partido celebrado en santiago.


Richard Dabas, de Cuba, maneja el balón ante la defensa del dominicano Jeremy Lombardi en acción del encuentro amistoso.


El ministro de Deportes, Jaime David Fernández Mirabal, realiza el saque de honor durante la ceremonia de apertura del partido de fútbol entre Cuba y República Dominicana
Juan Saint Hilaire
Santiago
Listin Diario, 26 marzo 2015
Una manifestación de amistad entre las naciones de Cuba y República Dominicana se vivió ayer por la tarde con la celebración de un juego de fútbol que rindió tributo al 120 aniversario de la firma del “Manifiesto de Montecristi”, documento suscrito por las históricas figuras José Martí y el general dominicano Máximo Gómez, hecho incipiente que dio paso a la independencia cubana en 1895.
Denominado con el nombre “Copa Máximo Gómez” las selecciones de ambos países se enfrascaron en un competitivo duelo en el moderno estadio del Cibao Fútbol Club, ante la presencia de más de dos mil fanáticos que, a pesar de incesantes lloviznas vespertinas, se dieron cita en la moderna edificación ubicada en los terrenos de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).
En el desarrollo de la amistosa competencia, el seleccionado cubano derrotó tres goles a cero a su homólogo dominicano coronándose campeón de la primera versión de la copa y dejando así concluido el primer histórico partido que rindió tributo y honró el momento en el cual quedó plasmado todo el idealismo independentista cubano.
En la ceremonia de apertura, el ministro de Deportes, Jaime David Fernández Mirabal realizó el saque de honor.
La acción
A pesar de jugar con algunos inconvenientes causados por el agua caída prácticamente durante todo el trayecto, en el emocionante choque, los cubanos se las arreglaron para tan temprano como en el minuto 27 estar dominando la pizarra 3-0, demostrando su buen juego de posesión y tiros acertados. Con ese conteo trancurrió todo el primer tiempo.
El capitán cubano, Jeniel Márquez, marcó un gol con un cabezazo en el minuto nueve para dar ventaja (1-0) a su equipo. En el minuto 19, Yordan Santa Cruz se encargó de marcar otra vez para los de la mayor de las Antillas; en tanto que en minuto 27 Maykel Reyes puso el juego 3-0 al finalizar con un pase de Arichel Hernández.
Una vez en el tiempo de descanso fue presentado un desfile de comparsas, compuestos por lechones y bailarines que realizaron danzas alusivas al carnaval dominicano, el cual fue disfrutado por todos los presentes.
Tras la reanudación de la acción del duelo, los cubanos siguieron con dominio de la posesión de balón y su defensa impidió que los quisqueyanos cruzarán su portería. Al final, los cubanos lograron posesión del balón en un 57 por ciento.
Para cada nación el partido sirvió como preparación para las eliminatorias del Mundial Rusia 2018.
En una ceremonia realizada al final del juego, Osiris Guzmán, presidente de la Federación Dominicana de Fútbol, junto a Fernández Mirabal y Monseñor Agripino Núñez Collado en representación del Cibao FC, entregaron al equipo cubano la copa que los acredita como campeones de esta primera versión, la cual recibieron en compañía de varios representantes de la embajada cubana en el país.
Por el seleccionado criollo, participaron 16 jugadores distribuidos en los diferentes clubes que conforman la Liga Dominicana de Fútbol, tales como Cibao FC, Atlético Pantoja, San Cristóbal FC, Universidad O&M), Atlético Vega Real, también Delfines del Este.