viernes, 28 de agosto de 2015

Rousseff espera que masificación del deporte sea mayor legado de Río 2016

Brazil Rousseff
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. (Foto AP/ Eraldo Peres).
Brasilia. La presidenta brasileña, Dilma Rouseff, afirmó este jueves que espera que el mayor legado de los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en 2016 sea la masificación del deporte en Brasil y un importante avance en la formación de atletas de alto rendimiento.
“Queremos trabajar para garantizar que el mayor legado de nuestros Olímpicos y Paralímpicos en Río 2016 sea el legado de esa formación de atletas de alto rendimiento y de masificación del atletismo y de todos los demás deportes”, aseguró la jefe de Estado en un discurso ante decenas de medallistas brasileños en los pasados Panamericanos de Toronto 2015.
En la ceremonia en el Palacio presidencial de Planalto, en el que recibió a parte de la delegación que representó a Brasil en los Panamericanos de Toronto, Rousseff también conmemoró el décimo aniversario del programa que concede subsidios a atletas de elite para ayudarles en su preparación para los Olímpicos de Río.   La mandataria definió el llamado Bolsa Atleta como el mayor programa de patrocinio individual en el área deportiva en el mundo y aseguró que en diez años benefició a cerca de 15.000 atletas con 600 millones de reales (unos 167 millones de dólares).   Entre el legado que los Olímpicos dejarán al deporte citó la construcción de 18 centros de entrenamiento para formación de atletas, tanto de base como de elite.
“Uno de mis mayores orgullos es saber que 78 % de los competidores que defendieron a Brasil en Canadá recibieron apoyo del Gobierno”, afirmó.   De los 141 podios alcanzados por Brasil en los Panamericanos, 121 fueron conquistados por atletas y equipos que recibieron patrocinio o subsidios del Gobierno. Ese porcentaje fue mayor para los Parapanamericanos- 254 de los 257 medallistas recibieron ese apoyo.