martes, 21 de octubre de 2014

Serie Mundial,Kansas City y Gigantes ¿prevalecerá la localía o la experiencia?

El que da primero, ¿da dos veces?
A partir de hoy terminan las especulaciones y comienza a abrirse paso la realidad en el terreno.
La experiencia de los Gigantes de San Francisco se pondrá a prueba ante la inspiración de unosReales de Kansas City que llegan con demasiada hambre.
El zurdo Madison Bumgarner y el derecho James Shields tomarán la lomita del Kauffman Stadium en busca del primer golpe, por aquello del que da primero, da dos veces.
Bumgarner es un joven veterano de 25 años, integrante de los dos equipos de San Francisco que se coronaron campeones en el 2010 y 2012, con marca de 5-3 y efectividad de 2.67 en nueve series de postemporadas.
El zurdo de los Gigantes es, además, como dice el refrán, "candil de la calle, oscuridad de la casa". Nadie lanza mejor que él como visitante, a juzgar por su récord de 11-4 y 2.22 de efectividad en la carretera en la campaña regular. En el AT&T Park de San Francisco lo hizo para 7-6 y 4.03.
Así mismo ha sido en la postemporada, en la que ha salido a trabajar en cuatro ocasiones.
En sus dos aperturas como visitante trabajó en total 16 episodios en blanco, con dos victorias a su cuenta. En casa toleró seis limpias en 15 entradas (3.60), con una derrota sin triunfo.
En la trinchera opuesta James Shields, el único lanzador de los Reales que ha estado ya en un escenario similar. Fue en el 2008, cuando jugaba para los Rays de Tampa Bay. Entonces, en una sola apertura dejó sin carreras por 5.2 capítulos a los Filis de Filadelfia, a la postre campeones en esa ocasión.
En sus años con la novena floridana, Shields se granjeó la reputación de ganar los juegos grandes, de crecerse en los momentos cruciales.
Sin embargo, a juzgar por sus números, esta postemporada no ha sido el as que esperaba el manager Ned Yost, pues en 16 entradas a lo largo de tres aperturas ha sido castigado con diez limpias (5.63).
Su misión será aguantar los primeros cinco innings, impedir que los Gigantes se despeguen en el marcador, para darle oportunidad al bullpen de ensueño que componen Brandon Finnegan,Kelvin HerreraGreg Holland.
Un dato a tener en cuenta: en 23 de 28 ocasiones desde 1985, precisamente la última vez anterior que los Reales llegaron a la Serie Mundial, el equipo que abrió el clásico de octubre en casa se llevó la corona.
Pero he aquí otra cifra interesante: desde el 2012, cuando salieron campeones de la Serie Mundial, los Gigantes han ganado siete de sus últimos ocho partidos de postemporada como visitantes.
Kansas City ha barrido a cuanto oponente se le colocó enfrente, empezando por los Atléticos de Oakland, pasando por los Angelinos de Los Angeles y terminando con los Orioles de Baltimore.
Eso les ha creado una aureola de invencibilidad y habría que ver cómo reacciona en lo adelante ese grupo de jóvenes inexpertos si Bumgarner y compañía les arañan la pintura por primera vez en el partido inicial.