martes, 10 de marzo de 2015

Los legionarios prometen nivel en la Liga Dominicana de Fútbol Heinz, Faña y Acevedo entre figuras con roce internacional

Heinz Barmettler Veloz responde preguntas ayer en la sede de la Federación de Fútbol.
SANTO DOMINGO.  El horizonte de Heinz Barmettler Veloz cambió de forma drástica en menos de 18 meses. De ser el primer dominicano en jugar en la liga española en septiembre de 2013, a probar suerte la semana pasada con un equipo de segunda división en Estados Unidos, tras ser observado en Australia a finales de 2014.
Pero Barmettler, un mediocampista nacido en Suiza de madre dominicana, que ha jugado en la Liga de Campeones de Europa, terminó aceptando la oferta del Cibao Fútbol Club, y aparece como la figura alrededor de la que el cuerpo técnico de los santiaguenses esperan construir la escuadra.
Como Heinz, Edward “Beba” Acevedo cambiará los Balcanes por su Caribe para jugar también con el equipo de Santiago tras una experiencia que comenzó en 2009 en Serbia, y entre 2010 y 2014 estuvo en Bosnia.
Jugadores con experiencia en el exterior, como Barmettler, Acevedo, Jonathan Faña (Bauger), Rafael Flores (Cibao) y Wellington Agramonte (Cibao) junto a dos docenas de importados están llamados a darle a la Liga Dominicana de Fútbol (LDF) un toque internacional y un nivel por encima de lo que hasta ahora se ha visto en los torneos domésticos.
“Es un nuevo reto en mi carrera futbolística”, dijo Barmettler ayer en las oficinas de la Federación Dominicana de Fútbol. “Estuve aquí en el Cibao la semana pasada, y pude ver las instalaciones, el nuevo estadio, los entrenadores, y me convencieron. Ese trabajo que están haciendo aquí es profesional y bien organizado, y por eso es que vine a jugar en la liga”.
Juan Carlos Vidal, director del Cibao FC, ve en el helvético la figura para liderar, tanto el camerino como el terreno, y llevar la mentalidad profesional a un grupo aficionado. Ya lo hizo con la selección nacional en su travesía más exitosa, cuando en 2013 se quedaron a un gol de avanzar a la Copa de Oro de la CONCACAF.
“Si antes (en la Liga Mayor y el Torneo Nacional) se practicaba dos veces por semana, y se jugaban 10 partidos, y ahora entrenamos cinco veces, y habrá una fase regular de 18 encuentros, eso te dice lo tanto que subirá el nivel, además de los refuerzos”, dijo Jorge Allen Bauger, director técnico del Bauger FC.
Si bien en Europa hay ligas inferiores (a las que mayormente han accedido los criollos que han ingresado al balompié del Viejo Continente) que pueden pagar hasta cinco mil euros al mes, en la mayoría de los casos son desembolsos mileuristas.
Entre nativos e hijos de dominicanos más de una veintena de jugadores con matrícula quisqueyana militan en Europa.
De ahí que el campeonato dominicano que se inicia el domingo podría convertirse en terreno fértil para sembrar la semilla de una nueva generación de jugadores que puedan vivir del fútbol, una condición de la que pocos pueden alardear en la actualidad.
Dario libre.